miércoles, 2 de marzo de 2016

Ella dice, nosotras decimos. Chin-Ning Chu: Sun Tzu en Linkedln.

Ideograma chino para "mujer"

Chin-Ning Chu presidió, entre otras corporaciones, Asian Marketing Consultants, Inc., NeuroScience Industries, Inc., y  el Strategic  Learning Institute.

Llegaba a ese momento, a asesora de prestigio, el reconocimiento y la escritura de El arte de la guerra  para las mujeres  desde la joven de 22 años que emigró a Estados Unidos en 1969.

En su maleta llevaba dos libros; uno de ellos era El arte de la guerra, de Sun Tzu.

“El libro no trata en absoluto sobre la guerra, sino que es un conjunto de técnicas de pensamiento estratégico diseñadas para conseguir tu objetivo de la manera más eficaz posible.”

“Este es el motivo por el que El arte de la guerra es tan apropiado para las mujeres (…) pocas son las mujeres que se sienten cómodas ante un enfrentamiento directo o ante situaciones en las que nuestro triunfo es el resultado de la derrota de alguien. Somos negociadoras por naturaleza y tenemos la habilidad de solucionar problemas; la mayoría preferimos situaciones en las que todas las partes ganan, a aquellas en las que la vencedora se queda con todo.”

Imagen: video de TheWomanConnection

El arte de la guerra se fundamenta en la filosofía taoista, basada en la observación de las reglas existentes en la naturaleza (…) Sun Tzu no era un militar cuando escribió su tratado (…) era agricultor de profesión y filósofo autodidacta.”

“Dado que su abuelo fue un general militar, el maestro Sun disfrutaba del privilegio de tener pleno acceso a libros militares poco frecuentes (…) cada libro se realizaba a mano con bambú o tiras de madera (…)”

“De joven escribió el Bing Fa [traducido como El arte de la guerra] como un currículum vitae, con la esperanza de conseguir un trabajo de comandante militar del rey de Wu [al sur de la actual Shangai] .”

“Su objetivo no es tan extraño como puede parecer (…) vivió durante el período de la guerra civil china que duró quinientos cincuenta años. A cualquier persona que proporcionase a monarcas y señores feudales estrategias que les asegurasen el dominio sobre sus rivales se le garantizaba empleo, sin que importaran sus humildes orígenes (…) se escribieron alrededor de dos mil libros de estrategia militar, entre ellos el de Sun Tzu.

El monarca de Wu, “intrigado por el libro”, contrató a Sun Tzu: “Sun Tzu quería que El arte de la guerra resultase difícil (…) intentaba que su trabajo solo pudiesen comprenderlo él (y su patrón).”

El libro fue rechazado hasta siete veces: “pretendía deliberadamente que el libro fuese poco claro, para salvaguardar su conocimiento, de modo que una vez contratado, el rey se vería obligado a depender de él para interpretar el libro”.


 “Nos engañamos sobre lo que deseamos”, dice Chin-Ning Chu en un capítulo al que aún no he llegado. Un libro en el que no se habla de “experto”, sino de “experta”; no se habla de “vencedor”, sino de “vencedora”.

Chin-Ning Chu falleció en Taiwan el 10 de diciembre de 2009.






Os iré contando mis progresos.

Chin-Ning Chu. “El arte de la Guerra par alas mujeres”. Debolsillo. 
Traducción de Lola Navío Martínez.