domingo, 27 de septiembre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Menchu Gal, luz del Bidasoa.



“Mujer, pintura, figuración, modernidad, vanguardia, guerra civil, franquismo, neofiguración... Todas estas palabras, combinadas, ofrecen resultados diversos, pero uno de ellos tiene nombre y apellidos concretos: Menchu Gal”. Jose Javier Fernández Altuna.




"El reservado lenguaje artístico de Menchu Gal donde lo figurativo converge en una sintaxis poética y colorista con talante renovador, nos permite apreciar de modo sobresaliente, a una autora que no le fue reconocido a priori, en una sociedad conservadora con clichés proclives a desmitificar a una mujer artista, que hoy reivindicamos con absoluta convicción". Consuelo Ciscar Casabán.




“¿Cómo se puede acometer la historia del arte español del siglo XX, recién concluido, sin tener en cuenta una trayectoria como la de Menchu Gal que ha estado presente en gran parte de sus principales hitos?”. Francisco Calvo Serraller.



“Además de tener que enfrentarse como mujer a un entorno artístico dominado por los hombres, la pintora figurativa Menchu Gal tuvo que enfrentarse a un período que ensalzaba las expresiones del vanguardismo más radical y a un contexto histórico dominado por el franquismo. Por eso, al hablar sobre Menchu Gal optamos muy conscientemente por el calificativo de extraordinaria como característica fundamental de la pintora, porque sus pinturas y su trayectoria no han sido únicamente libres sino también coherentes y, fundamentalmente, valientes”. Jose Javier Fernández Altuna.




“La trayectoria vital de ida y vuelta de Menchu Gal. Un bucle permanente que combina la búsqueda de la libertad y de nuevos moldes con el retorno a sus raíces, a sus entornos vitales, a sus paisajes y a sus colores. Con una consecuencia: una paleta que transmitía cercanía, alegría y amabilidad”. Edorta Kortadi.



“A su muerte, mi tía dejó un depósito de cuadros difíciles de clasificar. Primero, porque el polvo y la larga incuria habían puesto una pátina gris en lienzos y tablas. Segundo porque, junto a paisajes próximos a su manera más popular, abundaban motivos de la época negra, muy apoyados todavía en el cubismo”.  Alvaro Delgado Gal.





Fotografías del catálogo de la exposición de 2013 en Bilbao: 
Menchu Gal, "Un espíritu libre".

Más información: